Lenin, y su casa museo

LENIN 2
La casa museo de Lenin

Un hijo de Caibarién guarda con celo parte de la historia de esta villa y del mundo. El Lic. Lenin Flores Márquez, ahora con 52 años de edad, desde los 12 consagra su vida a la búsqueda de objetos para coleccionar, y a la par de este hobby cultiva sobremanera su intelecto.

Su hogar en calle 16 (Agramonte), № 713, entre las avenidas 7 (María Escobar) y 9 (Máximo Gómez), en la Villa Blanca bien puede competir en número de piezas compiladas y variedad temática con cualquier museo.

Ante la interrogante…¿Por qué está pasión por coleccionar? Lenin sonríe y asevera: -“Es muy difícil expresar por qué empecé a hacerlo. Desde que tengo uso de razón recuerdo sentir mucha atracción por lo antiguo, el arte y la historia. A esto se sumó un gusto y una satisfacción inexplicables”.

Con orgullo casi infantil me muestra el primer objeto coleccionado, se trata de un candelabro de bronce estilo Barroco, fabricado en Italia en el año 1800 y que descubrió entre los escombros de una bóveda abandonada en el cementerio municipal de Caibarién.

Candelabro
Candelabro de bronce estilo Barroco

“Lenin, el abogado” como le conocen sus coterráneos mantiene equilibrio para coleccionar, una práctica poco común y grata que muestra con sencillez y orgullo a amigos y cuántos curiosos llegan hasta su hogar siempre con las puertas abiertas a los visitantes.

Por mi parte, después de hacer antesala una y otra vez, rodeada por el embrujo de campanadas dispares de los relojes colgados en las paredes y el aroma de una taza de café, conservo la sorpresa del primer día que visité a mi entrevistado devenido amigo virtuoso y afable.

Confieso que en cada visita a esta “casa museo” descubro en su muestrario una parte de la historia local y mundial desconocida por mí, y quizás por muchas personas, casi siempre resulta un pasaje político, cultural o social que por ignorado y cotidiano pasó al olvido ciudadano.

Resulta difícil inventariar la colección de Lenin, máxime cuando su vivienda se hace cada día más pequeña para almacenar tantos objetos valiosos. Aun así este jurista de profesión accedió a pasar revista al muestrario apelando a su excepcional memoria.

Puntean esta magistral colección más de 90 armas, entre blancas y de fuego, que van desde una daga florentina (1770) hasta llegar al año 1910. Pueden apreciarse, en perfecto estado de conservación bastones fusiles, sables, floretes, machetes mambises, revólveres, entre otros artefactos.

Armas
Jarrones con armas curiosas y antiguas

Le siguen 62 relojes de pared, fabricados entre los años 1868 al 1931, en su mayoría bajo las marcas: Ansonia, Kinzl y Bristol. El reloj más antiguo perteneció al famoso comerciante, radicado en Caibarién Humbert Bichot, recordado por dar empleo al Mayor General mambí, el polaco Carlos Roloff Mialofsky; y por donar el reloj de cuatro caras de la Iglesia Católica de nuestra villa.

Reloj
Reloj que perteneció a Humbert Bichot

También cuentan en la colección 40 estatuas (1700-1935) en bronce, mármol, calaminas firmada y policromada, entre otros materiales. Como pieza más valiosa Lenin reconoce a “Patria” una estatua de cerca de 80 centímetros, hecha en el año 1896, en calamina firmada, y que representa a la patria llamando a los hombres a convertir las armas en instrumentos de trabajo.

Estatua
Estatua “Patria”

Lenin, colecciona además aldabas de puertas fabricadas entre los años 1882 y 1955. Estas singulares piezas pertenecen a inmuebles de Caibarién y pasan el número 60. Asimismo pueden apreciarse poco más de 30 tarjas (1905-1955) identificativas de profesionales e instituciones caibarienenses.

Más de 2000 fotografías de Caibarién desde el año 1886 hasta la actualidad, de la autoría de reconocidos fotógrafos como Martínez Otero e hijos, Orlando Hernández, entre otros, recogen la historia de la villa y son propiedad de Lenin.

A esta vasta lista se suman cerca de 30 piezas de porcelana, cristales de Murano, Baccarat y Mary Gregory, entre otras donde también cuentan bustos. Además pueden apreciarse pinturas al óleo y en otras técnicas, sobre las que destaca la última obra del reconocido pintor cubano Leopoldo Romañach.

Romañach
Óleo sobre lienzo de Leopoldo Romañach

Varios cuadros confeccionados a alto relieve en bronce y cobre; piezas de Arte Sacro; más de 1000 monedas y billetes de todo el mundo, emitidos desde el año 1600 hasta hoy; lámparas de techo, pared y mesa (1800-1940) se suman a esta sorprendente colección personal.

Además pueden verse objetos aborígenes, de la esclavitud, de uso doméstico y personal; muebles de diferentes épocas y estilos; documentos históricos, tarjetas, cartas, esquelas mortuorias, libros, revistas, periódicos, uniformes, condecoraciones, sombreros, entre otras tantas curiosidades imposibles de imaginar.

Grillete y aborigen
Grillete y piezas de aborígenes cubanos

Lo cierto es que “Lenin, el abogado” cada día consigue una nueva pieza para su colosal y valiosa colección. La mayoría de estos objetos son proporcionados por admiradores de su hobby. Piezas que guarda con celo, no por su valor pecuniario, sino por lo que simbolizan. Las mismas que cuida con esmero, averigua su historia y muestra a quienes lleguen hasta su casa museo.

Ahora una pequeña visita…

LENIN 7

LENIN 3

LENIN 4

LENIN 5

LENIN 6

LENIN 8

Fuente:

-Investigación histórica del Lic. Lenin Flores, historiador y coleccionista.

Yudith Delgado

Yudith Delgado

Periodista, guionista y directora de programas radiales. Amante de mi familia y de Caibarién.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SI NO ERES UN ROBOT RESUELVE ESTO **Captcha loading...