Miguelito, un heredero de Manolín

Estoy convencida de que los investigadores y amantes de la historia de la radio en Caibarién, al observar esta fotografía de Manuel Álvarez Álvarez (Manolín) se han percatado del muchacho delgado y risueño que aparece detrás del Pionero de la radiodifusión en Cuba, se trata de Miguelito.

Miguel Güiardinú Rueda (Miguelito), fue el primogénito de la familia Álvarez, y su hijo adoptivo. Como el resto de la prole de Manolín, Miguelito no heredó riquezas, y sí un amor desmedido por la radio, una pasión que lo convirtió en la mano derecha de su padre en todas sus aventuras innovadoras.

Miguelito, fue el compañero fiel del Radialista mayor. Era quien perforaba los orificios, daba lima a los metales de aluminio que se empastaban, barrenaba las sujeciones, construía chasis, alineaba los cables, entre otras titánicas tareas para hacer realidad el sueño de Manolín por la radio artesanal.

Cuentan quienes le conocieron que vivía pegado a su padre, siempre sonreía y jamás rezongaba por embarazosa que fuera la inventiva radial de Manolín. Este carácter afable y solidario, hacía del primer vástago de los Álvarez una persona muy querida entre los caibarienenses de su época.

Como reclama en su cuenta en Facebook, Nelson Álvarez, hijo de Manolín: “Honor a quien honor merece”, por eso vale conocer la obra de Miguel Güiardinú Rueda (Miguelito), un heredero del Radialista mayor. Miguelito, el caibarienense que juntó su inteligencia y habilidades manuales al ingenioso diseño y construcción de las emisoras del Pionero de la radio en Cuba.

Fuente:

-Versión de la publicación de Nelson Álvarez, hijo de Manuel Álvarez Álvarez (Manolín) en su muro oficial en la red social Facebook.

Yudith Delgado

Yudith Delgado

Periodista, guionista y directora de programas radiales. Amante de mi familia y de Caibarién.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SI NO ERES UN ROBOT RESUELVE ESTO **Cargando Captcha...