El caballo marino de Caibarién

Frente a la playa de Los Ensenachos la costa cae a pico en el mar. Es como si fuera una pared de la piedra que en Cuba le llaman “diente de perro” y que aparece siempre en zonas cercanas al mar o que alguna vez pertenecieron al lecho marino y fueron convertidas en tierra firme por la mano del ser humano o los caprichos de la naturaleza.

A esa zona frente a la playa Los Ensenachos le llaman el Farallón de la Guasa, porque si usted zambulle ve como la pared de piedra penetra en el agua y se extiende por el fondo como si fuera un camino construido por la mano humana.

Ese lugar tiene su leyenda, pues muchos viejos pescadores aseguran que cuando hay calma chicha y el silencio entonces se puede cortar como si fuera pan blando, se siente por debajo del agua un tronar sordo, como de cascos de animal chocando contra la piedra. Si entonces usted mira fijo el agua transparente verá allá abajo, muy pequeño, un caballito rojo, como de coral, que galopa por el fondo del mar, ese es el caballo marino de Caibarién.

Fuente:

-Versionado del libro “La heráldica, los blasones y las recetas marineras afrodisíacas” de Emilio Comas Paret.

Yudith Delgado

Yudith Delgado

Periodista, guionista y directora de programas radiales. Amante de mi familia y de Caibarién.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

SI NO ERES UN ROBOT RESUELVE ESTO **Captcha loading...